Como instruir a los hijos en la dirección correcta

En las Escrituras se les exhorta a los padres a que, indiquen a sus hijos en la dirección correcta – que aun cuando sean viejos, no se perderán. Nos encontramos cada vez más con personas jóvenes, como tanto adultas solteras, divorciadas y viudas, las cuales nos expresan su soledad y necesidad con el profundo consuelo de que algún día con la esperanza puesta en marcha, de hallar la persona correcta para amar de por vida. Sabemos que esto se puede convertir en uno de los más grandes desafíos en su vida; donde las dificultades de identificar y atraer el compañero correcto son gráficamente ilustradas en más de un millón de desintegrados matrimonios que llegan al divorcio cada año.

Notamos que entre muchas de las personas con las cuales conversamos, algunas tenían una pequeña idea; pero otras, ni la pequeña, ni la menor idea de cómo hallar su ayuda idónea. Entre ellas había personas desalentadas, confusas y sin esperanza, así como otras en situaciones forzosas de compromiso, con afán de llegar al altar, como también otras aterrantes sin dejar que hablar. Por lo tanto, es un tópico indispensable para los padres tocar con los hijos y prepararles para hacer esta gran decisión.

No obstante las Escrituras también actúan como un instrumento de consuelo que nos sustentará, y proveerá una enseñanza que nos ayuda, nos guía, nos da sabiduría, y desarrolla un carácter lleno de esperanza y confianza. Una vida matrimonial fructífera y victoriosa en realidad no comienza en el momento que nos casamos, sino antes de casarse.

Discernir el propósito de su relación es importante para aclarar las expectativas que ambos tienen con respecto a la relación, ya que el propósito del noviazgo es algo más que querer tener un íntimo amigo del sexo opuesto para expresar sus sentimientos de amor y de emoción, o incluso más, no querer estar solo. Primeramente, uno de los propósitos del noviazgo es el conocimiento mutuo — al compartir sus vidas con consideración, con reconocimiento inteligente de la relación, y honra el uno al otro. Es mucho más que ver su grado de compatibilidad para el matrimonio, o si son sexualmente compatibles entre sí. Lo cual es irrelevante; la intimidad sexual no es algo a considerar en la relación de noviazgo. Por el contrario, se trata de que la otra persona, además de respetuosa sea amable, considerada y atenta, y le haga sentir bien contigo mismo y segura. Le apoya sobre su propio crecimiento, tanto moral, emocional, intelectual como espiritualmente.

El tiempo de su noviazgo es el campo de batalla en la que sus dos personalidades entran en combate en sus corazones y sus mentes, para lidiar con sus comportamientos, perspectivas, hábitos y deseos, que por lo general suelen ser molestos y algo desagradables a la pareja. Al mismo tiempo es la escuela donde ambos van a aprender cómo expresar sus preocupaciones e irritabilidad; cómo hacer frente a los problemas y la manera de tener un diálogo abierto, y así descubrir juntos lo beneficioso que es hablar de sus problemas,  perspectivas, preocupaciones, sentimientos y planes, mediante una conversación con compasión y bondad. Sobre todas las cosas, tendrán la oportunidad de experimentar los propósitos de su noviazgo, que “El amor, no se porta indecorosamente; no busca lo suyo, no se irrita, no toma en cuenta el mal recibido. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta” (1 Corintios 13:5, 7).

Tenemos que darles mejor guianza a los jóvenes que el modelo que el mundo les ofrece sobre el amor.  Vamos a levantar un estándar que se lo merece.  Ellos están esperando que les ofrezcamos una visión para un futuro lleno de amor sostenible.

Adaptado del libro “Zain: Una Petición Para Toda la Vida” por Jerry & Julie Vasquez, disponible en Amazon.com.  Jerry Vasquez es el Director Nacional de La Asociación Nacional de Realce al Matrimonio (NAME) y fundador del ministerio Antorcha International, www.antorchainternational.org.

 

Revs. Jerry & Julie Vasquez

Antorcha International Ministries

Liderazgo Latino Iglesia Local en Phoenix First

Director de NAME Hispanos

Especialista de Matrimonios Hispanos

Paternidad Activa: El respeto

En la última edición de Nosotros! Magazine, habíamos aprendido acerca de los diferentes estilos de criar niños: autocrático, permisivo y activo. El estilo activo combina lo mejor de los dos otros extremos. Da a los hijos libertad y participación dentro de los límites apropiados decididos por los padres. Ahora, exploramos otro aspecto de la paternidad activa, el sentido de respeto.

Respeto es una idea valorada por muchos padres de familia.  Queremos criar hijos respetuosos que  sepan tratar a otras personas con consideración y cortesía. Esperamos que nos obedezcan y hagan caso porque así tienen menos probabilidad de caer en problemas.

Como padres, no pensamos mucho en el respeto que nosotros mostramos por ellos. ¿Es necesario que un padre respete a su hijo o hija? ¿Si es verdad, a cual edad debemos empezar una relación más respetuosa?

Respetar a un hijo no significa que tenemos que tratarlo como si fuera un igual, ni que los hijos son los que mandan en nuestro hogar. Los padres tienen la autoridad y la responsabilidad de guiar y tomar decisiones por el bien de la familia.

Sin embargo, los padres deben reconocer la dignidad humana de sus hijos desde el principio. Este resulta en una relación con más seguridad y amor. Si una relación cercana existe desde cuando los hijos son pequeños, esa confianza seguirá aun durante los años desafiantes de la adolescencia. Esa intimidad con los padres protegerá a los jóvenes contra los riesgos de embarazos, violencia y abuso de drogas y alcohol. También, les enseña a tener relaciones respetuosas con los demás, especialmente entre novios.

Hay una variedad de maneras de mostrar respeto a nuestros hijos, aun así sean pequeños. Ofrézcales participación en las decisiones que les afectan. Escuche sus opiniones y sentimientos antes de tomar una decisión final. Hábleles con calma, y cuando sea necesario, con firmeza. No les grite ni les insulte. Si es necesario disciplinarlos, use estrategias eficaces, como consecuencias lógicas en vez de castigarlos.

Para más información acerca de cómo comunicarse respetuosamente con sus hijos y cómo usar disciplina eficaz, busque el artículo en la próxima edición de la revista Nosotros! o llame a DrugFreeAZKids.org al 602-264-5700 ext 14 para información acerca de los talleres gratuitos para padres, gracias a una beca de la Comisión Para Padres de Arizona.

Pláticas de Prevención de Problemas

Theresa Londoño

DrugFreeAZKids.org

 

Todos nosotros queremos mucho a nuestros hijos adolescentes. Queremos protegerlos contra los muchos riesgos que les enfrentan. Aun en sus propios hogares, los jóvenes pueden tener acceso a alcohol cuando no se  guarda este bajo llave. La edad promedia del primer uso de drogas y alcohol es 13 años. Cosas como el abuso de sustancias, violencia, embarazos no planeados y enfermedades transmitidas sexualmente son problemas potenciales verdaderos y preocupantes.

 

Las buenas noticias son que tenemos influencia importante sobre las acciones y decisiones que toman nuestros hijos. Los jóvenes reportan que una razón principal para su decisión de no usar sustancias es porque no quieren desilusionar a sus padres. Niños y adolescentes cuyos padres les hablan temprano y frecuentemente acerca de los peligros de drogas y alcohol son menos propensos a probarlas.

 

¿Entonces que podemos hacer para influenciarlos a alejarse de estos problemas?

 

Una técnica muy útil para prevenir problemas de todos tipos es una plática de prevención. Es un proceso de cinco pasos que se puede utilizar durante una reunión familiar.

 

  1. Identifica una situación de alto riesgo en la vida de tu hijo que tiene el potencial a ser problemática. Debe ser una situación en que beneficiaría de reglas o lineamientos.
  2. Comparte tus pensamientos y sentimientos sobre el problema e invita a tu hijo a expresar los suyos también. Escucha sin criticar o juzgar.
  3. Haz una lluvia de ideas con tu hijo acerca de varios lineamientos que serían útiles para reducir los riesgos o solucionar un problema. Habla de posibilidades para manejar la situación con éxito, por ejemplo piensen en diferentes cosas que tu hijo pueda decir a los amigos si le ofrecen drogas o alcohol. Evalúen las consecuencias potenciales de cada posibilidad y escojan la mejor solución.
  4. Conversen acerca de cuál sería una consecuencia lógica y apropiada en el evento en que tu hijo no siga las reglas.
  5. Da seguimiento más tarde para asegurar de que los lineamientos fueron seguidos y reforzar las consecuencias si sea necesario.

 

Este proceso puede realizar una vida familiar tranquila y segura. Para más información acerca de estos principios de Paternidad Activa o para inscribirse en un taller gratuito para padres, ofrecido por DrugFreeAZKids.org, llama a Theresa Londoño al 602-264-5700 x14.

Disciplina eficaz….estrategias básicas para educar a nuestros hijos

¿Cómo puedo hacer que mis hijos se comportan bien? Es una pregunta común entre los padres de muchachos de todas edades. La verdad es que no es posible controlar a otra persona, menos a nuestros hijos. Pero, aunque no tenemos control sobre ellos, tenemos influencia muy importante en cada uno. En esta edición de nuestra columna para padres y en las que siguen, exploramos las diferencias entre castigos y disciplina y cómo puede un padre realizar disciplina eficaz.

El primer paso es establecer quien tiene la responsabilidad para solucionar un problema, el padre o el hijo. Si el hijo es capaz a manejar su propio problema, debemos apoyarlo a través de los cinco pasos de comunicación activa que fueron el tema en la última edición de esta columna.

En los casos en que es nuestra obligación como padres para manejar un problema, usamos disciplina para enseñarles un sentido de responsabilidad. Los padres debemos asumir responsabilidad cuando el problema tiene que ver con la salud, la seguridad, valores familiares o si el hijo no tiene suficiente madurez para entender las consecuencias de sus acciones.

Castigos duelen, humillan o avergüenzan al hijo. Así, aprenden que se comportan bien cuando el padre este presente para evitar el castigo, pero no resulta en cabios verdaderos en su comportamiento. Disciplina es respetuosa, es conectada lógicamente a la mala conducta, y enseña responsabilidad internalizada.

Un primer cambio pequeño radica en la forma de hablar con los jóvenes. Vale la pena a pedirles amablemente a hacer lo que queremos en lugar de gritarles u ordenarles.  Además, formamos “mensajes yo” para demostrar respeto y posicionar el problema como el “enemigo” en vez del muchacho. Un mensaje yo suena como, “Yo tengo un problema con el desorden en tu cuarto porque me cae a mí a limpiar tras de ti. Me gustaría si tú recojas la ropa, los libros y tu mochila. ¿Lo harás? ¿Cuándo?” Así, comunicamos específicamente el comportamiento que queremos y logramos el acuerdo del hijo.

“¿Y qué hago si mi solicitud cortes no funciona?” pregunta  el padre lector. La próxima edición abordará el tema de varias clases de consecuencias y como se usan para influenciar nuestros hijos hacia a mas responsabilidad.

Pláticas Familiares

Como padre, es natural a preocuparse de vez en cuando, no importa si nuestros hijos son pequeños o si ya son adolescentes.  Queremos que salgan bien preparados y exitosos con buen carácter. Pero, todas las familias experimentan problemas y a veces, nosotros padres nos sentimos inseguros sobre cómo debemos manejar las dificultades.

El programa Paternidad Activa por el Dr. Michael Popkin, provee sugerencia confiable que nos apoya en nuestros esfuerzos a criar hijos responsables y saludables. Examinaremos en esta edición y en la siguiente algunas estrategias para evitar, minimizar y manejar problemas de todos tipos, incluso drogas y alcohol, sexualidad y violencia.

Platicas familiares dan oportunidad a todos los miembros de la familia para que se escuchen y se entiendan. A través de estas charlas, los padres pueden enseñar los valores fundamentales a sus hijos y darles la justificación de porque son importantes. Hay temas innumerables, por ejemplo, violencia, honestidad, elección de carrera, identidades y roles de hombres y mujeres, e injusticia en el mundo. El tema puede ser cualquier asunto que se relaciona con la vida corriente de la familia.

Estas claves ayudan a tener una plática exitosa.

  1. Planea como establecerá el tema. Después de la primera platica, los miembros de la familia escogerán juntos los tópicos.
  2. No fuerces el acuerdo de tus hijos. Haz preguntas abiertas que estimulen la conversación y escucha sus opiniones. “¿Porque crees así?” “Cuéntame más.”
  3. Cuidadosamente, comparte los puntos clave que quieres establecer. Por ejemplo, “Mientras más confiamos en ti, más libertad te podemos dar.”
  4. Busca materiales y recursos para ayudar a proveer información o estimular la conversación. DrugFreeAZKids.org/español es una fuente confiable de información acerca de los peligros de drogas y alcohol. Se puede encontrar consejos sobre que necesitan saber los muchachos en las etapas distintas.
  5. Establece reglas firmes para las pláticas. Buenas habilidades de comunicación pueden significar la diferencia entre una charla positiva y una experiencia frustrante para todos. Enseña la importancia de hablar respetuosamente, escuchar con cuidado, intentar entender el punto de vista de la otra persona, y motivar uno a otro.

Nuestros hijos sabrán cómo defenderse en maneras respetuosas si tienen buenas habilidades de comunicación. Cuando tienen oportunidades de participar en decisiones y en el proceso de solucionar problemas, crece su habilidad de tomar decisiones saludables. Cuando tienen la confianza  con sus padres, desarrollan alto auto estima. Todos estos factores son protectores y minimizan las probabilidades que caigan en problemas.

Ten una plática familiar esta semana y busca más estrategias para prevenir problemas con nuestros hijos en la siguiente edición. Para más información acerca de los talleres Paternidad Activa gratuitos para padres ofrecidos por DrugFreeAZKids.org, llame al 602-264-5700 x14.

 

Theresa Londoño, DrugFreeAZKids.org

Nosotros

Tema: Pláticas Familiares

Fecha límite: 5 de Mayo 2015